Alimentación natural

Vivimos en una época en la que ya no te miran con cara rara cuando en el parque de perros comentas que alimentas a tus animales con dieta natural, os aseguro que hace 13 años eras el bicho raro jaja.

Aunque todavía hay gente que cree que una dieta natural es un pienso que no lleve cereales, una lata de comida húmeda o lo mejor de todo, arroz con pollo… veamos si este artículo nos ayuda a enseñarles que damos a nuestros perros y gatos para que estén ¡tan estupendos!

¿Qué es la alimentación natural?

Pues es una alimentación basada en productos frescos y naturales, como su nombre indica. Es el real food de los animales.

Es decir, prescindir de procesados como el pienso y centrar la dieta en alimentos reales para nuestros carnívoros domésticos, carnes, vísceras, huesos, vegetales…

Es una alimentación basada en la premisa de que nuestros perros provienen del lobo y nuestros gatos del gato salvaje, y que su condición de carnívoro oportunista y carnívoro estricto, les hace capaces de alimentarse de presas, al igual que sus semejantes en libertad.

Esta alimentación ayuda a mejorar la calidad de vida, longevidad, reproducción y puede usarse en cualquier animal, da igual la edad, sexo, raza… inclusive veremos que tenemos opciones saludables para animales con patologías.

Que componen las dietas naturales

Pues como te comentaba, son alimentos frescos y naturales que podemos encontrar en cualquier supermercado o carnicería.

La principal fuente de alimentos de las dietas naturales es:

  • Huesos
  • Carnes
  • Pescados
  • Vísceras
  • Verduras
  • Frutas

Luego tenemos una serie de complementos y suplementos, que varían un poco según el animal al que le hacemos la dieta.

En este mundillo de lo natural han aparecido varias vertientes, cada una defiende su tipo de alimentación natural y todas pueden ser igual de válidas, estamos hablando de la dieta BARF, dietas caseras crudas o cocinadas, modelo presa… cada una maneja estos alimentos de forma diferente, pero como te digo, siendo siempre dietas válidas si hablamos de animales sanos, en patologías tenemos que tener algo más de cuidado.

De estos tipos de alimentación hablaremos en artículos posteriores.

Alimentación natural

 Fotos: DPhotos

Para quién está indicado este tipo de dieta

Pues ¡para todos! Como te digo, hay variedad en las dietas, algunas crudas, otras cocinadas, unas con suplementos, otras enteras, otras trituradas… hay muchas vertientes, y esto hace que seamos capaces de amoldar una dieta natural para cada perro o gato.

Tenemos dietas comerciales preparadas, para aquellos que no quieren complicarse la vida, intentaremos hacer un artículo sobre como elegir una buena comida comercial.

Además de dietas clásicas como la BARF para amantes de lo crudo, para perros que disfruten masticando y gatos que se atreven con todo.

Luego las dietas cocinadas para los gourmet de la casa, o para esos compañeros humanos a los que les preocupa dar crudo, sea el motivo que sea, es mucho mejor una dieta cocinada que un pienso.

También contamos con dietas para animales con patologías, son los que trato a diario, en este caso según el problema podemos adaptarle la dieta, me da igual lo que le pase, problema renal, hepático, epilepsia, obesidad, cáncer, diabetes, cushing, y mil cosas más, han pasado por mi puerta.

Problemas digestivos, estos se llevan un apartado para ellos ya que son las cosas que más se benefician de las dietas naturales, IBD, colitis linfoplasmocitaria, vómitos y diarreas sin sentido, megaesófago, dilataciones de estómago… todo se puede tratar.

Ah y no te olvides de problemas de alergias e intolerancias, reducción de picores, mejoras de pelo, almohadillas suaves, etc.

En conclusión, no tengas la menor duda de que las dietas naturales son la base de una salud de hierro para tu peludo y que supera a cualquier alimentación procesada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te ha gustado? Comparte

Espacio publicitario