CBD: Una guía paso a paso

Queremos ayudaros a solucionar esas dudas que pueden surgir a la hora de comprar un aceite de CBD o extracto de cáñamo, así que hemos preparado para vosotros una guía rápida para que tengáis claro qué tipo de preparado necesitáis para vuestro peludo.

TEST DE LABORATORIO

Para nosotros es el primer paso, y el más importante. Sin un test de laboratorio, no sabes exactamente qué estás comprando, ya que la legislación administrativa respecto a la nomenclatura de estos productos provoca diferentes denominaciones que pueden dar pie a llamar CBD a lo que no lo es (CBD, aceite de CBD, extracto de cáñamo… vs aceite de semilla de cáñamo)

Los test de laboratorio deberían estar disponibles en la página de descripción del producto (en tiendas on-line). De no estarlo, recomendamos contactar con la empresa fabricante o distribuidora y solicitar el envío de los mismos.

Son importantes porque en ellos se muestra el porcentaje y la variedad de cannabinoides que incluye el compuesto. Con esto evitas que te den “gato por liebre”.

Pongamos como ejemplo, un aceite que contiene 500mg de extracto de cáñamo. Lo siguiente es saber, de esos 500mg de extracto de cáñamo qué cantidad son cannabinoides (CBD, CBDA, THC, … ) y qué cantidad es aceite de cáñamo, hojas o semillas… Esa información debería mostrarse en el producto. De no mostrarse, ese producto debería tener test de laboratorio que poder consultar, para conocer las proporciones. De no existir test de laboratorio que consultar, no estaremos seguros de la cantidad de cannabinoides que contiene el aceite, que es la información esencial que estamos buscando, para encontrar una dosificación correcta y eficiente. A veces, no es que el CBD no funcione, es que hay que encontrar aquel que sí funciona para nosotros o nuestros animales.

TIPOS DE ACEITE

Dependiendo de la combinación de cannabinoides y otros componentes de la planta, los aceites se agrupan en tres tipos:

  • Extracto de cáñamo o aceite de CBD aislado (CBD isolated): es el compuesto más sencillo. Sólo contiene un cannabinoide (CBD o Cannabidiol) junto al aceite portador. Suelen ser aceites suaves, indicados para tratar dolores articulares leves. El efecto relajante que producen las dosis altas es muy suave, a veces insuficiente para tratar casos de modificación de conducta. No se produce el Efecto Séquito.
  • Extracto de cáñamo o aceite de CBD de amplio espectro (Full Spectrum): estos preparados suelen contener CBD, THC (responsable del Efecto Séquito) y algún otro cannabinoide, normalmente CBDA, CBG o CBN. El rango de acción de este tipo de aceites es mayor que el de los aceites de CBD aislado.
  • Extracto de cáñamo o aceite de CBD de espectro completo: este tipo de preparados es el más completo. No sólo contienen más variedad de cannabinoides, sino que también contienen terpenos y flavonoides, otros componentes terapéuticos del cannabis. Suelen ser los aceites con mayor rango de acción.

El Efecto Séquito se produce con la metabolización conjunta de CBD, THC y otros cannabinoides, terpenos y flavonoides y se traduce en un incremento del rango de acción del compuesto. En otras palabras, los cannabinoides funcionan mejor cuando trabajan en equipo.

Aunque el THC es el componente psicoactivo del cannabis, no debemos preocuparnos porque el aceite elegido contenga el mínimo permitido (0´02%), ya que son valores completamente inocuos para la salud de nuestros peludos.

INGREDIENTES

Aquí nos fijaremos no sólo en los ingredientes del compuesto, sino también en el tipo de aceite portador en el que están diluidos.

Lo ideal es que el preparado contenga sólo dos ingredientes: el aceite portador y el extracto de cáñamo. Algunos aceites, tanto para animales como para personas contienen saborizantes, y algunos para personas contienen edulcorantes que no deben ser usados en animales.

En cuanto a los aceites portadores, el más indicado es el MCT de coco, debido que es el que mejor y más tiempo mantiene las propiedades de los cannabinoides y tiene muy bajo valor calórico. Se pueden encontrar otro tipo de aceites portadores, cómo el aceite de oliva o de cáñamo, y el aceite de pescado en algunos preparados para animales.

CONCENTRACIÓN

La concentración de los aceites de CBD o extractos de cáñamo suele indicarse con un porcentaje. Igualmente, es recomendable que el etiquetado contenga la cantidad de cannabinoides en miligramos, para poder calcular que la equivalencia es correcta y el etiquetado no es engañoso (algo que nos hemos encontrado en alguno de los aceites más conocidos).

Si un aceite viene etiquetado con una concentración de 5%, por ejemplo, deberá contener 500 mg de cannabinoides (en envases de 10 ml). Los aceites de 3% deberán contener 300 mg, los de 10% 1.000 mg y así sucesivamente.

Nosotros trabajamos basándonos en rangos de peso, para recomendar las concentraciones más adecuadas:

  • Hasta 4% para gatos y perros hasta 20 kg.
  • Entre 4% y 6% para perros entre 20 y 40 kg.
  • Entre 6% y 10% para perros a partir de 40 kg.

Todas estas opciones son variables, y dependen de la dolencia y el uso que vayamos a darle al extracto, pero suele ser un buen punto de partida.

TIPOS DE EXTRACCIÓN

Aunque no es una de las variables más importantes, el tipo de extracción utilizado para fabricar estos compuestos también debe tenerse en cuenta.

Normalmente los aceites que encontramos en el mercado están extraídos a través de gas C02 Supercritical, licuando el gas a través de presión para arrastrar los cannabinoides. Se procede después a purgar el resultado para eliminar el CO2, que es tóxico.

Pero también existen aceites extraídos de forma más natural y tradicional, como son alquimia y espagíria, que respetan más los componentes de la planta y no necesitan de purgados especiales ya que el proceso no incluye compuestos químicos.

También podemos encontrar aceites emulsionados, básicamente con el aceite de oliva como aceite portador. Éste tipo de aceites no es el más recomendable.

PRECIO

El precio es otra pista que podemos seguir para comprobar que lo que estamos comprando es un aceite con extracto de cannabis y no un aceite de semilla de cáñamo (uso nutricional). Se necesitan cantidades muy grandes de materia prima para conseguir unos pocos miligramos de cannabinoides, por eso suelen ser compuestos caros.

Un aceite de amplio espectro o espectro completo del 5%, en envase de 10 ml, suele costar entre 30€ y 40€. Si el aceite es más barato, puede ser que sea porque es un aceite de CBD aislado, o simplemente aceite de semilla de cáñamo prensado en frío.

EXTRACCIONES CASERAS

Los aceites caseros suelen funcionar bien en humanos, pero hay que tener cuidado con el THC a la hora de administrar aceites caseros a nuestros perros y/o gatos. Normalmente, los aceites caseros se producen a partir de genéticas comerciales, con altos valores de THC, aunque la genética se denomine cómo “semilla de CBD”

Por último, unos consejos antes de empezar con los extractos de cannabis:

NUNCA retirar la medicación recetada por el médico o veterinario y consultar antes de usar un extracto de cáñamo. Primero hay que preocuparse de encontrar el aceite que le nos va bien a nosotros o a nuestro perro o gato. Y a partir de ahí, y siempre bajo vigilancia médica o veterinaria, se puede comenzar a valorar la opción de disminuir las dosis de medicamentos.

SIEMPRE consultar con el médico o veterinario si vamos a usar extractos de cáñamo con nuestros peludos. O por lo menos, informarle de que vas a empezar a usar este tipo de aceites.

OBSERVAR atentamente cualquier cambio en el estado físico o ánimo de nuestro perro o gato. Al final ellos son los que nos van a decir que se sienten bien, mejor o de maravilla.

Hacer un trabajo de ensayo/error desde el conocimiento de estar usando un compuesto completamente seguro y beneficioso para nosotros y nuestros animales.

En The Hempy Dog Company disponemos de extractos de cáñamo de amplio espectro en tres concentraciones distintas, que adaptamos a cada caso y dolencia.

Si tenéis dudas antes de comprar un aceite de CBD o extracto de cáñamo, o estáis interesados en nuestros productos, podéis escribirnos a thehempydog@gmail.com o llamarnos al teléfono 633 123 825 en horario comercial. Estaremos encantados de ayudaros a solucionar vuestras dudas.

¡Ah! Y recordaros también que en The Hempy Dog Company atendemos a nuestros clientes que se deciden a usar CBD de forma personalizada y ofrecemos orientación y revisiones sin coste extra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te ha gustado? Comparte

Espacio publicitario