Mi animal tiene cáncer, ¿y ahora qué hago?

El cáncer es una enfermedad multifactorial por la cual se producen una serie de cambios a nivel del ADN de las células que acaban produciendo una serie de mutaciones caracterizadas por el incremento de la división celular con potencial invasivo y el fracaso de los sistemas de destrucción celular de células con defectos. Nuestros animales están especialmente predispuestos: entre el 45-50% de los cáncer y entre el 35-45% de los gatos desarrollan cáncer. 

Si a tu animal le diagnostican cáncer, debes tener presente varios aspectos que te voy a contar. El primero de ellos es que el abordaje del cáncer en veterinaria no tiene nada que ver al de medicina humana. En humana se busca, a cualquier precio, la erradicación del cáncer si es posible o retrasar la muerte lo máximo posible; mientras que en veterinaria priorizamos la calidad de vida en todos los casos, por eso en muchos casos el cáncer pasa a ser una enfermedad crónica. Esta premisa hace que, en caso de ser necesaria quimioterapia, esta nunca sea tan agresiva como la usada en medicina humana.

Además, el cáncer se puede abordar de manera integrativa con la finalidad de retrasar el crecimiento en los casos de tumores muy agresivos, controlar los efectos secundarios asociados a la quimioterapia (como la bajada de defensas) y mejorar la calidad de vida de nuestro animal.

La dieta va a jugar un papel muy importante. En humana existen múltiples estudios que demuestran que el consumo de alimentos ultraprocesados predispone al cáncer, así pues, cambiar a una alimentación natural nos permitirá disminuir el ambiente proinflamatorio que se crea. También existen estudios de los beneficios de las dietas cetogénicas en cáncer, pero en este sentido hay que tener presente que no todos los animales la van a tolerar; lo mejor es que os pongáis en manos de una veterinaria experta en nutrición natural.

Algo que para mí es crucial es realizar una terapia detox natural, yo la realizo con el kit detox de Heel, que nos permite depurar hígado y riñones. Por norma general, antes de iniciar con ningún otro tratamiento, intento hacer aunque sea dos semanas de detox, pero esto dependerá también del proceso que tengamos delante. La homeopatía en su conjunto puede ser de gran utilidad en casos de cáncer.

La fitoterapia y la micoterapia van a ser muy útiles ya que, por un lado, buscaremos una buena respuesta inmune y, por el otro, buscamos atacar directamente el tumor, disminuyendo su agresividad y potencial metastásico.

Otras técnicas de las que podremos apoyarnos son la acupuntura, la terapia neural y la ozonoterapia sistémica, con la finalidad de controlar efectos adversos y ayudar en la disminución del tamaño del tumor, así como el manejo del dolor.

Por último, y no por ello menos importante, dar una buena cobertura al aspecto emocional, tanto del animal como de la propia familia es algo muy importante. Esto podemos hacerlo de diferentes maneras: tapping, acupuntura, moxibustión, flores de Bach, esencias Triunidad, Reiki, aromaterapia, entre otras.

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *